Si bien el país ha desplegado políticas y programas tendientes a reducir las desigualdades, las brechas en términos de desarrollo y bienestar infantil persisten, e incluso, se han acentuado en algunas de sus dimensiones. La infancia siguen siendo el sector social más menoscabado y golpeado por los fenómenos de pobreza, exclusión, marginalidad, que violentan y cercenan el ejercicio de sus derechos.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario