El proceso de consagración normativa de los derechos económicos, sociales y culturales es el producto y la manifestación más evidente de las tensiones existentes entre la primatura del mercado como instancia de distribución de bienes y servicios y el ideario político liberal.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario