El principio del interés superior se encuentra bajo la primacía de la autonomía progresiva, por ello cualquier ejercicio encaminado a desentrañar qué es el interés superior, debe organizarse teniendo presente que este mandamiento sirve a aquel otro principal y fundante. Por lo que no puede válidamente invocarse éste para desconocer el principal.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario