A 28 años de la ratificación por nuestro país, de la Convención sobre los Derechos del Niño, se impone la deconstrucción de las concepciones tradicionales de la infancia. Sin embargo, el usufructo legal de los bienes de los hijos, se mantiene vigente en nuestra legislación. Coexisten en nuestro país nuevas normas y principios, con disposiciones fundadas en viejas creencias y representaciones culturales en relación a la infancia y adolescencia.

 

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario